• Costa Rica limita al norte con Nicaragua, al Sur con Panamá, el este está bañado por el mar Caribe mientras que el oeste lo hace por el Océano Pacífico, ofreciendo aproximadamente 1.290 kilómetros de costa y 120 kilómetros de islas.

     

    Debido a que tres sierras volcánicas atraviesan el país de noroeste a sureste, además de una meseta central de aproximadamente 3.000 kms2, su orografía ofrece una gran variedad de bosques, volcanes, ríos y canales, entre otros.

     

    La población costarricense es el reflejo de la mezcla de razas, desde la influencia indígena que se aprecia especialmente en la gastronomía hasta la influencia europea, pudiéndola observar en el idioma, iglesias y edificios históricos.

     

    Antes de la colonización española, en Costa Rica vivían diversos pueblos indígenas, siendo los bri-bri, uno de los más numerosos, teniendo alrededor de 27.000 personas. No se sabe a ciencia cierta en qué lugares vivían antes de la llegada de los españoles, sin embargo hoy en día todavía viven en las Regiones Huetar Atlántica, en los territorios de Talamanca y Kekoldi, provincia de Limón, donde se puede ver cómo continúan teniendo algunas de sus tradiciones, como su propia lengua (vernácula) y la tradición de fabricar sus propios instrumentos y cestería.

     

    La primera llegada de los españoles a Costa Rica fue en 1502, sin embargo no fue hasta 1561 que realizaron una incursión hacia el interior del país fundando dos años más tarde la ciudad de Cartago, que sería la capital del país hasta 1823, en la que podemos ver todavía la arquitectura de la época. En 1821, Costa Rica declara su independencia de la Corona Española.

     

    Hoy en día Costa Rica ofrece una democracia consolidada, destacando el hecho de que el país no tiene ejército armado desde que en 1948 se abolió.

photo