Naturaleza
  • El Salvador cuenta con una naturaleza envidiable formada por volcanes, lagos y una red de lugares protegidos que conservan algunos tipos de bosques, únicos en el mundo hoy en día.

Volcán de Izalco

Este volcán está considerado el más joven de El Salvador y uno de los más jóvenes del mundo, ya que nació en 1722 cuando un orificio en la falda del volcán de Santa Ana comenzó a despedir humo y cenizas. Durante 196 años escupió lava y fuego de forma ininterrumpida formando su cono de 165 m y su cráter de 250 m de diámetro. Aún hoy permanece activo ofreciendo un espectáculo de visita obligatoria.

 

Puedes escalar el volcán en unas 2,5 horas. Desde el Cerro Verde, puedes subir acompañado por un guía.

Cerro Verde

Este volcán ha ido cubriéndose de vegetación con el paso del tiempo y de ahí su nombre. Cerro Verde está totalmente extinto en la actualidad y se estima que su última erupción pudo ser hace 25.000 años.

 

En su cúspide hay un bello parque con senderos, miradores, un orquidiario y áreas de picnic. ¿Qué mejor que organizar un picnic encima de un volcán?

Volcán Chaparrastique o de San Miguel

Este volcán, ubicado en el departamento de San Miguel, ofrece una vista espectacular del Golfo de Fonseca, de la laguna de El Jocotal y de la Bahía de Jiquilisco, dado que es el tercer volcán más alto del país con más de 2.000 m sobre el nivel del mar y uno de los 6 más activos, siendo su última expulsión de lava en 1976.

 

Te recomendamos que hagas una caminata hacia la cima donde hay un cráter central de unos 800 m de diámetro. Llévate todo lo necesario para protegerte del sol ya que aquí se pueden alcanzar altas temperaturas.

Volcán de la laguna Verde

Ubicado entre los municipios de Apaneca y Juayúa, este volcán extinto de 2 cúspides cuenta con un cráter precioso de color verde esmeralda de más de 300 hectáreas y 11 m de profundidad, rodeado de cafetales, pinares o cipreses, que resultan ideales para una caminata en un clima fresco.

Lago de Ilopango

Este lago de origen volcánico se encuentra entre los departamentos de Cuscutlán, La Paz y San Salvador y a sólo 21 km de la capital. Destaca por ser uno de los pocos lagos en el mundo que atesora un volcán bajo sus aguas y por eso es un lugar ideal para los aficionados al buceo. Además, sus aguas tienen una temperatura constante de unos 26ºC, con lo que puedes practicar este deporte todo el año.

 

Además de bucear en el lago puedes divertirte practicando esquí, vela, natación o windsurf. También puedes recorrer el lago en lancha y disfrutar de las vistas y la variedad de peces que nadan en sus aguas.

Lago de Coatepeque

El lago de Coatepeque, a 18 km al sur de la ciudad de Santa Ana, está considerado como uno de los diez lagos más bellos del mundo. Sus accidentes más importantes son 2 pequeñas penínsulas, llamadas los Anteojos debido a su forma. En la Isla del Cerro los indígenas pipiles tenían un templo y un monolito representativo de la diosa Itzcueye.

 

Si visitas este lago, puedes disfrutar de numerosos deportes acuáticos como buceo, kayak, navegación a vela o a motor, esquí o natación.

Lago de Güija

Este lago está compartido con Guatemala y se creó por una erupción del volcán San Diego que obstruyó el valle y permitió su formación. Su mayor atractivo reside en lo que se conoce como Cerro Las Figuras donde hay petrograbados y pinturas rupestres de un gran valor arqueológico.

 

En la ribera, en el caserío El Desagüe, puedes coger una lancha para hacer un recorrido por el lago y admirar los pequeños conos volcánicos que circundan el agua.

Lago Suchitlán

Este lago artificial es el más grande del país con una extensión de 130 km2. Posee una flora y fauna variadas, estando considerado como un sitio Ramsar con categoría de protección internacional debido a su importancia biológica y ecológica. Cuenta con muchas especies de peces y también puedes ver otros animales como tortugas de monte, liebres, patos o aves migratorias.

 

El lago cuenta con un puerto artesanal que ofrece lanchas turísticas para visitar la Isla de las Aves, la Isla el Ermitaño y la Hacienda Colima. Además, dispone de un servicio de ferry que va desde Suchitoto a San Luis del Carmen y San Francisco Lempa.

Parque Nacional Montecristo

Ubicado en el departamento de Santa Ana, este parque pertenece al Área Protegida Trinacional Montecristo, compartida con Guatemala y Honduras. Fue declarado Parque Nacional en 1987 y sus casi 2.000 hectáreas suponen un verdadero pulmón para el país.

 

Sus características más notables:

 

Formado por un bello bosque húmedo y nebuloso, es hogar de cipreses, robles y pinos ¡algunos de ellos con más de 30 m de altura! y de fauna propia como musarañas negras, ardillas, puercoespines y venados de cola blanca.

 

Este bosque contiene el “jardín de los cien años”, donde podrás observar más de 70 especies de orquídeas diferentes. Además te recomendamos que te acerques a conocer una mina de hierro y cultivos de añil, caña de azúcar y café.

Experiencia del visitante:

 

Montecristo cuenta con varias zonas idóneas para acampar, un orquidiario, un centro de interpretación y áreas de descanso con merenderos y parrillas. También puedes recorrer alguno de los senderos que llegan a sus ríos y veredas y que disponen de miradores, acompañado, si quieres, de un guía del parque. Recuerda llevar alguna prenda de abrigo ya que la temperatura oscila entre los 10 y 18ºC.

 

Parque Nacional el Imposible

Este parque situado en la cordillera de Apaneca-Ilamatepec, en el departamento de Ahuachapán, fue considerado lugar protegido en 1989 y es el refugio de cientos de aves migratorias, dado que se encuentra en el corredor biológico mesoamericano.

 

Sus características más notables:

 

Su variedad biológica es tremendamente rica, con más de 400 especies diferentes de árboles, más de 500 especies de mariposas, casi 300 especies de aves migratorias y 100 especies de mamíferos. Además, presenta 5 sub-cuencas que dan origen a ríos ricos en fauna, como el pez Tepemechín, en peligro de extinción.

 

Uno de los mayores atractivos del parque es “La Piedra Sellada”, un petrograbado dentro del cañón del río Guayapa con más de 100 elementos como cúpulas, mariposas, círculos y otros motivos. Sin lugar a dudas, esta enorme piedra fue un lugar de gran importancia religiosa para los pobladores precolombinos.

Experiencia del visitante:

 

El parque dispone de áreas para acampar, miradores, un centro de interpretación y numerosos senderos para recorrerlo. Además, si quieres pasar la noche dentro de éste, en pleno bosque hay un hostal ecológico y cómodas cabañas.

 

Si quieres llevarte un recuerdo de tu visita, puedes visitar el caserío San Benito que ofrece productos de artesanías elaboradas por la comunidad y donde podrás disfrutar de los platos típicos de la zona.

 

Toma en cuenta que gracias a su cercanía, puedes además presenciar el desove de las tortugas en la playa de Barra de Santiago o conocer los pueblos de la Ruta de las flores.

 

Parque Nacional Cerro Verde

Cerro Verde se encuentra a 2.030 m de altura sobre el nivel del mar, al oeste del país entre los departamentos de Santa Ana y Sonsonate. Forma parte del complejo “Los Volcanes” y desde éste hay miradores hacia los volcanes de Izalco, Santa Ana y el lago de Coatepeque, formando una de las áreas identificadas como prioritarias para la conservación del medio ambiente en el país.

 

Sus características más notables:

 

Atravesando sus sombreados senderos podrás disfrutar de las muchas especies de animales y plantas que habitan este bosque nebuloso. Cerro Verde es, en realidad, un volcán dormido que ha sido cubierto por abundante vegetación en los 25.000 años que lleva sin entrar en erupción.

Experiencia del visitante:

 

Es un destino imprescindible para los amantes de los volcanes, puesto que desde Cerro Verde se puede escalar hasta las cimas de los volcanes Izalco y Santa Ana. Puedes subir a éstas acompañado de especialistas todos los días.

 

Asimismo, puedes disfrutar de sus senderos que atraviesan el orquidiario y contemplar los volcanes, el lago Coatepeque y los pueblos de los alrededores desde uno de sus miradores.

 

Para ingresar es necesario tramitar un permiso previamente (por ser área natural protegida) en el Instituto Salvadoreño de Turismo “ISTU”. Llame al teléfono: (503) 2222-8000.

 

Si tienes tiempo y te gusta los deportes acuáticos, te recomendamos que te acerques al Lago de Coatepeque  para hacer esquí, pesca, vela,windsurf, canoa…

 

Parque Walter T. Deininger

El parque es un área biológica con remanentes de la primera vegetación de El Salvador, con 3 tipos de bosque de galería, ubicadoen el departamento de La Libertad, a sólo 35 km de la capital.

 

Sus características más notables:

 

Es una de las pocas zonas boscosas del país y posee una amplia diversidad de especies animales: 25 especies de mamíferos, 27 de reptiles y más de 100 especies de aves, junto con plantas medicinales y árboles en peligro de extinción.

Experiencia del visitante:

 

Además de recorrer sus senderos para conocer mejor la flora y fauna salvadoreñas, puedes observar más de la mitad de la costa desde El Mirador. Y, si quieres alejarte del ruido y concederte un momento de paz, acércate a la “Poza del Salto” en una agradable caminata o visita la “Cueva El Encanto”, un lugar espectacular con un interior fresco y silencioso donde meditar o leer.

 

Si te gusta la aventura, en este parque podrás hacer rappel y muy cerca, tendrás playas donde puedes practicar surf. ¡Recuerda que El Salvador es reconocido internacionalmente por tener algunas de las mejores playas del mundo para practicarlo!

 

Ruta de las Mil Cumbres

El Salvador ha creado la denominada Ruta de las Mil Cumbres que abarca el área costera del país y la Sierra de Tecapa Chinameca, al este de éste y a unos 100 km de la capital. Atravesando los lugares que propone el itinerario vivirás una experiencia inolvidable y tendrás la oportunidad de probar las delicias del mar en el mismo puerto. Bosques protegidos, bahías, cafetales y termas que te dejarán con la boca abierta.

 

  • Bosque de Chaguantique: una oportunidad única de conocer uno de los últimos reductos de bosque tropical de la región. Además, en esta zona protegida habita el mono araña, una especie en extinción.

 

  • Bahía de Jiquilisco: conoce el manglar más grande del país en este paraíso natural costero, hogar de aves exóticas y reptiles curiosos. Te recomendamos que realices un paseo en barca recorriendo todas sus islas y que te dejes deleitar por Puerto Barillas,

 

  • Volcán de Tecapa y laguna de Alegría: en una sola caminata, pasearás entre cafetales hasta llegar al hermoso cráter del volcán donde descansa la laguna de la Alegría, conocida como “la Esmeralda de América”. Recuerda que a sus fuentes termales se les atribuyen propiedades curativas.

 

  • Alegría: en cuanto pises sus tierras y conozcas a sus amables gentes, te enamorarás de esta pintoresca ciudad. Su paisaje es incomparable al estar situada entre cafetales y el volcán Tecapa.

 

  • Berlín: este pueblo de tradición cafetalera posee una inigualable belleza natural de ríos y lagunas. Además, puedes visitar el Campo Geotérmico donde se explica el proceso de generación de energía eléctrica a partir del calor del interior de la tierra.

 

Muy cerca se encuentra Bahía de Jiquilisco, donde puedes hacer un recorrido por sus preciosas islas y manglares en barca y dejarte mimar por los servicios que ofrecen el hotel en  Puerto Barillas.

Volcán de Santa Ana

Este volcán que forma parte de la Cordillera de Apaneca en el departamento de Santa Ana, se encuentra ubicado a unos 65 kilómetros de la capital y su última erupción fue en 2005. Se trata del volcán más alto y de mayor volumen de toda la cadena volcánica del Pacífico y puede verse desde los miradores de Cerro Verde.

Para llegar hasta la cumbre del volcán puedes practicar senderismo en los caminos habilitados para el acceso. Un recorrido de 4 horas aproximadamente te permitirá llegar hasta la cima desde donde disfrutarás de las impresionantes vistas que alcanzan a ver casi todo el país y disfrutar de la laguna de azufre que se forma en el cráter. (las 4 horas incluye también el descenso).

photo