•  

    Panamá conforma un gran istmo que une América Central con América del Sur. Sus más de 75.000 km2 están bañados por los océanos Pacífico y Atlántico, unidos a su vez a través de su impresionante canal. Su ubicación privilegiada, a merced de la brisa del mar, conforma diferentes paisajes que van, desde selvas, valles y montañas, hasta cientos de islas en ambas costas que ofrecen playas paradisiacas.

     

    La población originaria de Panamá estaba formada por distintos grupos étnicos, tales como chibchas, chocoes y caribes, con influencia de las grandes civilizaciones maya e inca.

     

    Fue en 1501, cuando Rodrigo de Bastidas, el primer europeo, llegó a la actual Portobelo. Años más tarde, Panamá cobró una gran relevancia para la Corona puesto que Vasco Núñez de Balboa consiguió cruzar el istmo y descubrir el océano Pacífico, al que llamó mar del Sur.

     

    Su ciudad, Panamá la Vieja fue fundada por Pedro Árias Dávila en 1519 con una población de 100 habitantes. Recibió el estatus de ciudad por el rey Carlos I de España en 1521 y llegó a ser un punto importante para el comercio colonial.

     

    En 1821, Panamá logró la independencia de España, para pasar a formar parte de la llamada Gran Colombia (Colombia, Venezuela y Ecuador), pero no sería hasta 1903 cuando se independizó totalmente y se instituyó como república.

     

    Sin duda, un acontecimiento relevante en la historia de Panamá es la construcción de su gran canal, considerado la 8ª maravilla del mundo e inaugurado en 1914, el cual devolvió al país su estatus de puente del mundo y cuna de una sociedad rica.

photo