• El Salvador, playa o volcán
    25 de Julio de 2014

    El Salvador, uno de los países más pequeño de Centroamérica, sorprende a todos y cada uno de sus visitantes ya que en sus  20.742 km², más pequeño que la provincia de Badajoz, cuenta con un amplio censo de atractivos turísticos, bellas y salvajes playas en la costa pacífica, parques arqueológicos, historia y cultura única, recursos naturales, ciudades coloniales, etc. Y en medio de todo su cordillera volcánica, una de las más antiguas del mundo,  compuesta por seis gigantes que de una manera u otra han definido y configurado la vida de los salvadoreños desde siempre.

     

    Los seis volcanes que constituyen este complejo son, Santa Ana o Ilameteq, Izalco, conocido como el faro del pacífico por sus 1950 metros de altitud, San Miguel o Chaparrastique, San Vicente o Chinchontepeq, la Cadera de Ilopango y el hermoso volcán de San Salvador o Quezaltepeq.

     

    En torno a esta cordillera El Salvador ha establecido la Ruta del Boquerón, un recorrido turístico para conocer su  belleza natural, y que cuenta también con otros atractivos turísticos.

     

    Sitio Arqueológico la Joya del Cerén

    Este es uno de los sitios arqueológicos más importantes dentro de Mesoamérica porque demuestra cómo era la vida cotidiana de los mayas. Es conocido como la Pompeya de Centroamérica, ya que la ciudad fue arrasada por la erupción del volcán San Salvador en el año 590 D.C. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, en el sitio se puede contemplar  algunos dormitorios, área de cocina donde se hallaron vasijas con restos de comida, platos de barro; también bodegas y terrenos de cultivos limitados con cercos de madera.

     

    Mirador Joyas Negras

    Desde donde se observa un impresionante paisaje volcánico, causado por la erupción del volcán el Playón en 1659, que ocupa una extensión de 10 km2. Esta zona es hoy el hábitat de zorros, coyotes, gavilanes y una gran variedad de murciélagos

     

    Parque El Boquerón

    Ubicado en el cráter del volcán San Salvador a 1893 metros de altitud. La belleza del paisaje es impresionante y desde la cima se puede contemplar el lago de Ilopango y la ciudad de San Salvador

    Además, puede  aprovechar los descansos para disfrutar de una taza de café elaborada con los granos locales, así como disfrutar de la gastronomía local.

     

Noticias relacionadas

photo